18.4 C
San Justo
martes, abril 16, 2024
spot_img

Últimas noticias

Horas decisivas en la Fórmula 1: Red Bull podría despedir a Christian Horner en medio de un tenso conflicto interno

El entorno de la Fórmula 1 se mantiene en vilo ante los recientes acontecimientos que han puesto en jaque la permanencia de Christian Horner, director del equipo Red Bull Racing, tras una serie de controversias que han salpicado tanto su reputación personal como la imagen de la reconocida escudería austriaca.

La controversia cobró nuevos bríos luego de que Tom Rubython, editor en jefe de la Revista Comercial de Fórmula Uno Business F1, revelase haber sido amenazado por los abogados del británico tras la publicación de un extenso informe de 19 páginas acerca del caso Horner. A esta problemática se suma la información proporcionada por F1 Insider, la cual indicó que el liderazgo de Horner al frente de Red Bull podría estar llegando a su fin.

Los acontecimientos durante el Gran Premio de Arabia Saudita, donde Horner apareció nuevamente ante las cámaras junto a su esposa, Geri Halliwell, han intensificado los rumores sobre la posibilidad de que los accionistas mayoritarios tailandeses de la escudería contemplen “separarse de Horner”. Según F1 Insider, las acusaciones sexuales en contra del dirigente británico habrían dañado significativamente la imagen de Red Bull, particularmente en el mercado estadounidense, donde “han aumentado los llamamientos a boicotear a Red Bull por parte de activistas influyentes por los derechos de las mujeres”.

La situación se complica aún más ante la probabilidad de que la empleada que acusó a Horner decida hacer pública la investigación sobre su caso. Además, se especula que una de las razones detrás de la posible destitución de Horner sería de índole mediática, relacionada con los planes de la banda de rock U2 de apoyar a la mujer afectada con una canción titulada “Don’t be horny, be Christian”, lo que incrementa la preocupación entre los directivos de la escudería por la “mega influencia de U2″, tal como afirmó el medio en cuestión.

A pesar del turbulento panorama, las discusiones internas entre los principales accionistas de Red Bull Racing arrojan algunas contradicciones. Por un lado, se sugiere la posibilidad de que Horner no esté presente en la próxima carrera en Australia (Domingo 24 de marzo), mientras que por otro, Chalerm Yoodivhya, principal accionista de la compañía con un 51% de participación, y quien ha sido un aliado clave de Horner durante esta crisis, se ha reunido con sus socios sin contemplar abiertamente la opción de un despido. El Telegraph citó a un portavoz de Red Bull Racing quien aseguró: “Como ha dicho Christian, está agradecido por el apoyo total de los accionistas y ese sigue siendo el caso”.

Este complejo escenario llega en un momento crítico para Red Bull Racing, una de las escuderías más prestigiosas de la F1. A pesar de que Horner fue absuelto de las acusaciones iniciales sobre comportamiento controlador el pasado 28 de febrero, la empresa enfrenta una crisis de imagen y liderazgo que podría tener consecuencias duraderas.

En este contexto, las relaciones dentro del equipo también han enfrentado tensiones, como lo demostró la decisión del campeón mundial Max Verstappen de volar de regreso junto a Helmut Marko en lugar de con Horner, un indicio más de las fracturas internas. Jos Verstappen, padre del campeón y figura influyente dentro del equipo, ha llegado incluso a pedir públicamente la renuncia de Horner después del primer Gran Premio de la temporada en Bahrein, advirtiendo que el equipo “explotaría” si este permanecía en su cargo.

Original Article

Últimas Noticias

spot_img