21.7 C
San Justo
jueves, marzo 4, 2021

Cómo las células T “asesinas” podrían impulsar la inmunidad frente a nuevas variantes del COVID-19

Células T
Los científicos tienen la esperanza de que las células T, un grupo de células inmunitarias que pueden atacar y destruir las células infectadas por virus, puedan proporcionar cierta inmunidad al COVID-19, incluso si los anticuerpos se vuelven menos efectivos para combatir la enfermedad (Shutterstock.com)

Las preocupaciones sobre las variantes de coronavirus que podrían ser parcialmente resistentes a las defensas de los anticuerpos han estimulado un renovado interés en otras respuestas inmunes que protegen contra los virus. En particular, los científicos tienen la esperanza de que las células T, un grupo de células inmunitarias que pueden atacar y destruir las células infectadas por virus, puedan proporcionar cierta inmunidad al COVID-19, incluso si los anticuerpos se vuelven menos efectivos para combatir la enfermedad, advierte una nueva investigación publicada en la revista científica Nature.

Los investigadores ahora están separando los datos disponibles, buscando señales de que las células T podrían ayudar a mantener una inmunidad duradera. “Sabemos que los anticuerpos probablemente sean menos efectivos, pero tal vez las células T puedan salvarnos”, dice Daina Graybosch, analista de biotecnología del banco de inversión SVB Leerink en la ciudad de Nueva York. “Tiene sentido biológicamente. No tenemos los datos, pero podemos esperar”.

El desarrollo de la vacuna contra el coronavirus se ha centrado en gran medida en los anticuerpos, y por una buena razón, sostiene el inmunólogo Alessandro Sette del Instituto La Jolla de Inmunología en California. Los anticuerpos, en particular los que se unen a proteínas virales cruciales y bloquean la infección, pueden ser la clave para la “inmunidad esterilizante”, que no solo reduce la gravedad de una enfermedad, sino que previene la infección por completo. Ese nivel de protección se considera el estándar de oro, pero generalmente requiere una gran cantidad de anticuerpos, advierte Sette. “Eso es genial si se puede lograr, pero no siempre es necesariamente el caso”.

Células asesinas

Las células T asesinas podrían significar la diferencia entre una infección leve y una grave que requiere tratamiento hospitalario (REUTERS)
Las células T asesinas podrían significar la diferencia entre una infección leve y una grave que requiere tratamiento hospitalario (REUTERS) (NACHO DOCE/)

Junto a los anticuerpos, el sistema inmunológico produce un batallón de células T que pueden atacar a los virus. Algunas de estas, conocidas como células T asesinas (o células T CD8 +), buscan y destruyen las células que están infectadas con el virus. Otras, llamadas células T colaboradoras (o células T CD4 + ) son importantes para diversas funciones inmunitarias, incluida la estimulación de la producción de anticuerpos y células T asesinas.

Las células T no previenen la infección porque entran en acción solo después de que un virus se ha infiltrado en el cuerpo. Pero son importantes para eliminar una infección que ya ha comenzado. En el caso de COVID-19, las células T asesinas podrían significar la diferencia entre una infección leve y una grave que requiere tratamiento hospitalario, afirma Annika Karlsson, inmunóloga del Instituto Karolinska en Estocolmo. “Si son capaces de matar las células infectadas por el virus antes de que se propaguen desde el tracto respiratorio superior, influirá en la enfermedad”, dice. También podrían reducir la transmisión al restringir la cantidad de virus que circula en una persona infectada, lo que significa que la persona arroja menos partículas de virus a la comunidad.

Las células T también podrían ser más resistentes que los anticuerpos a las amenazas planteadas por variantes emergentes. Los estudios de Sette y sus colegas han demostrado que las personas que han sido infectadas con SARS-CoV-2 generalmente generan células T que se dirigen al menos a 15-20 fragmentos diferentes de proteínas del coronavirus. Pero qué fragmentos de proteína se utilizan como objetivos pueden variar mucho de una persona a otra, lo que significa que una población generará una gran variedad de células T que podrían atrapar un virus. “Eso hace que sea muy difícil para el virus mutar para escapar del reconocimiento celular”, opina Sette, “a diferencia de la situación de los anticuerpos”.

Entonces, cuando las pruebas de laboratorio mostraron que la variante 501Y.V2 identificada en Sudáfrica (también llamada B.1.351) es parcialmente resistente a los anticuerpos producidos contra variantes anteriores del coronavirus, los investigadores se preguntaron si las células T podrían ser menos vulnerables a sus mutaciones.

Los primeros resultados sugieren que este podría ser el caso. En una preimpresión publicada el 9 de febrero, los investigadores encontraron que la mayoría de las respuestas de las células T a la vacunación contra el coronavirus o a una infección previa no se dirigen a regiones que estaban mutadas en dos variantes descubiertas recientemente, incluida 501Y.V2. Sette dice que su grupo también tiene evidencia preliminar de que es poco probable que la gran mayoría de las respuestas de las células T se vean afectadas por las mutaciones.

Si las células T permanecen activas contra la variante 501Y.V2, podrían proteger contra enfermedades graves, dice el inmunólogo John Wherry de la Universidad de Pensilvania en Filadelfia. Pero es difícil saberlo a partir de los datos disponibles hasta ahora, advierte. “Estamos tratando de inferir una gran cantidad de información científica y mecanicista a partir de datos que realmente no tienen para dar”, dice. “Estamos uniendo las cosas y construyendo un puente a través de estas grandes brechas”.

Actualización de vacunas

Hasta ahora, al menos tres vacunas fueron menos efectivos para proteger contra el COVID-19 leve en Sudáfrica, donde domina la variante 501Y.V2, que en los países donde esa variante es menos común (REUTERS)
Hasta ahora, al menos tres vacunas fueron menos efectivos para proteger contra el COVID-19 leve en Sudáfrica, donde domina la variante 501Y.V2, que en los países donde esa variante es menos común (REUTERS) (DADO RUVIC/)

Los investigadores han estado analizando datos de ensayos clínicos para varias vacunas contra el coronavirus, para buscar pistas sobre si su efectividad se desvanece frente a la variante 501Y.V2. Hasta ahora, al menos tres vacunas: una vacuna de proteínas fabricada por Novavax de Gaithersburg, Maryland, una vacuna de inyección única fabricada por Johnson & Johnson de New Brunswick, Nueva Jersey, y una vacuna fabricada por AstraZeneca de Cambridge, Reino Unido y la Universidad de Oxford, Reino Unido – fueron menos efectivos para proteger contra el COVID-19 leve en Sudáfrica, donde domina la variante 501Y.V2, que en los países donde esa variante es menos común.

En el caso de la vacuna de AstraZeneca, los resultados fueron particularmente sorprendentes: la vacuna tuvo solo un 22% de efectividad contra COVID-19 leve en una muestra de 2.000 personas en Sudáfrica. Sin embargo, ese ensayo fue demasiado pequeño y sus participantes demasiado jóvenes para que los investigadores pudieran sacar conclusiones sobre la enfermedad grave, dice Shane Crotty, inmunólogo del Instituto de Inmunología de La Jolla.

Algunos desarrolladores de vacunas contra el coronavirus ya están buscando formas de desarrollar vacunas de próxima generación que estimulen las células T de manera más efectiva. Los anticuerpos detectan solo proteínas fuera de las células, y muchas vacunas contra el coronavirus se dirigen a una proteína llamada espiga que decora la superficie del virus. Pero la proteína de pico es “bastante variable”, lo que sugiere que podría ser propensa a mutar, explica Karlsson, y aumenta el riesgo de que las variantes emergentes puedan evadir la detección de anticuerpos.

Las células T, por el contrario, pueden apuntar a las proteínas virales expresadas dentro de las células infectadas, y algunas de esas proteínas son muy estables. Esto plantea la posibilidad de diseñar vacunas contra proteínas que mutan con menos frecuencia que el pico e incorporar dianas de múltiples proteínas en una vacuna.

La empresa de biotecnología Gritstone Oncology de Emeryville, California, está diseñando una vacuna experimental que incorpora el código genético para fragmentos de varias proteínas de coronavirus que se sabe que provocan respuestas de células T, así como para la proteína de pico completo, para garantizar que las respuestas de anticuerpos sean sólidas. Los ensayos clínicos deben comenzar en el primer trimestre de este año.

Pero el presidente de Gritstone, Andrew Allen, espera que las vacunas actuales sean efectivas contra las nuevas variantes y que la vacuna de su empresa nunca sea necesaria. “Desarrollamos esto absolutamente para prepararnos para situaciones adversas”, indica. Y concluye: “Tenemos la esperanza de que todo lo que hicimos fuera una pérdida de tiempo. Pero es bueno estar listo“.

SEGUÍ LEYENDO:

Inmunidad por enfermedad o por vacunación: expertos explican cuál es más resistente a las nuevas variantes del COVID-19

Una nueva investigación revela que la inmunidad contra el coronavirus dura al menos 8 meses

Qué es la inmunidad de rebaño y por qué no la alcanzaremos en 2021 según los especialistas

Últimas Noticias

Por la vacunación, empiezan a bajar los contagios de COVID-19 entre el personal de la salud

La vacunación contra el coronavirus empezó con la Sputnik V en diciembre en el personal de la salud. Se lo considera grupo priorizado por la exposición al virus al atender pacientes y por la necesidad de que estén protegidos para que haya recursos humanos capacitados en los hospitales. REUTERS/Agustin Marcarian (AGUSTIN MARCARIAN/) El personal de la salud puso el cuerpo para atender a los pacientes con COVID-19, y muchos perdieron sus vidas. Por la exposición repetida o por no contar con la protección adecuada, más de 360 médicos y enfermeros, entre otros integrantes del sistema de salud, habían fallecido para principios de diciembre. A partir del inicio de la campaña de vacunación, pasaron a ser un grupo prioritario y ya se empiezan a registrar el descenso de casos confirmados dentro del personal de la salud con la eventual disminución de los fallecimientos. En la Ciudad de Buenos Aires, los casos confirmados de COVID-19 en el personal de la salud representaban entre el 3 y el 4% en ..

Un año de pandemia en la Argentina bajo la mirada de los expertos

“Indudablemente la pandemia cambió en forma traumática la vida de los argentinos porque fue un proceso impensado, y lo más extraordinario es que los cambios no solamente se dieron a nivel local sino internacional” (Shutterstock) Hace exactamente un año se confirmaba el primer caso de COVID-19 en la Argentina. Un hombre de 43 años, que había regresado de vacaciones en Europa dio positivo al SARS-CoV-2 y con él se inició la pandemia en el país. Hasta ese momento, las noticias llegaban desde lejos: un nuevo virus de la familia de los coronavirus había surgido desde la ciudad china de Wuhan y causaba estragos en Asia, Europa y los EEUU. Poco se sabía del responsable de que a los pocos días la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara pandemia a la enfermedad y el mundo cambiara para siempre. ¿Cómo la pandemia cambió la vida de los argentinos? ¿Qué enseñanzas nos dejó? ¿Ya nunca más volveremos a ser los mismos? Sobre todo eso Infobae habló con especialistas, a 365 del llamado “paci..

COVID-19 en Argentina: ¿cuáles son los protocolos vigentes para viajes, casos confirmados y sospechosos?

Testeos en la Terminal Dellepiane para detectar COVID-19 en la población (CABA) Como una forma controlar el brote del nuevo coronavirus SARS-CoV-2 que causó la pandemia por la enfermedad COVID-19, el gobierno nacional junto con las 24 jurisdicciones del país establecieron protocolos estrictos con aislamiento social preventivo y obligatorio y distanciamiento social preventivo y obligatorio, desde hace ya varios meses. “El 11 de marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud declaró al brote del nuevo coronavirus (COVID-19) como una pandemia y, a raíz de ello, nuestro país amplió la Emergencia Sanitaria y le brindó al Ministerio de Salud la facultad para tomar todas las medidas necesarias a fin de minimizar el contagio y fortalecer la capacidad de respuesta del sistema sanitario. En este marco, atendiendo a las recomendaciones de los organismos internacionales especializados y de los expertos locales, y a la luz de la experiencia de otros países, se determinó que la mejor forma que ..

Diez cosas que sabemos del COVID-19 a un año de su llegada a la Argentina

10 certezas sobre el COVID-19 a un año del primer caso en la Argentina (Shutterstock.com) (Igor/) El anuncio del primer caso confirmado por COVID-19 en la Argentina hace exactamente un año cambió para siempre el día a día y la vida de todos. Los conceptos de “virus SARS-CoV-2”, enfermedad por “el nuevo coronavirus” y “pandemia” empezaron a resonar fuerte en la sociedad y a generar temor ante lo desconocido. Hoy, 365 después, podemos decir que contamos con información clave: su posible origen, la forma en la que se transmite y cómo podemos minimizar el riesgo de exponerse al contagio. En esta nota, las diez principales certezas científicas desmenuzadas en tiempo récord gracias al incansable trabajo de investigadores de todo el mundo. 1- Orígenes y especificidades del SARS-CoV-2 Aunque aún no se conoce con certeza absoluta, se sabe que la transmisión a las personas llegó desde un animal, quizás directamente desde un murciélago o mediante la infección de una especie intermedia, como oc..

Te puede interesar

Por la vacunación, empiezan a bajar los contagios de COVID-19 entre el personal de la salud

La vacunación contra el coronavirus empezó con la Sputnik V en diciembre en el personal de la salud. Se lo considera grupo priorizado por la exposición al virus al atender pacientes y por la necesidad de que estén protegidos para que haya recursos humanos capacitados en los hospitales. REUTERS/Agustin Marcarian (AGUSTIN MARCARIAN/) El personal de la salud puso el cuerpo para atender a los pacientes con COVID-19, y muchos perdieron sus vidas. Por la exposición repetida o por no contar con la protección adecuada, más de 360 médicos y enfermeros, entre otros integrantes del sistema de salud, habían fallecido para principios de diciembre. A partir del inicio de la campaña de vacunación, pasaron a ser un grupo prioritario y ya se empiezan a registrar el descenso de casos confirmados dentro del personal de la salud con la eventual disminución de los fallecimientos. En la Ciudad de Buenos Aires, los casos confirmados de COVID-19 en el personal de la salud representaban entre el 3 y el 4% en ..

Un año de pandemia en la Argentina bajo la mirada de los expertos

“Indudablemente la pandemia cambió en forma traumática la vida de los argentinos porque fue un proceso impensado, y lo más extraordinario es que los cambios no solamente se dieron a nivel local sino internacional” (Shutterstock) Hace exactamente un año se confirmaba el primer caso de COVID-19 en la Argentina. Un hombre de 43 años, que había regresado de vacaciones en Europa dio positivo al SARS-CoV-2 y con él se inició la pandemia en el país. Hasta ese momento, las noticias llegaban desde lejos: un nuevo virus de la familia de los coronavirus había surgido desde la ciudad china de Wuhan y causaba estragos en Asia, Europa y los EEUU. Poco se sabía del responsable de que a los pocos días la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara pandemia a la enfermedad y el mundo cambiara para siempre. ¿Cómo la pandemia cambió la vida de los argentinos? ¿Qué enseñanzas nos dejó? ¿Ya nunca más volveremos a ser los mismos? Sobre todo eso Infobae habló con especialistas, a 365 del llamado “paci..

COVID-19 en Argentina: ¿cuáles son los protocolos vigentes para viajes, casos confirmados y sospechosos?

Testeos en la Terminal Dellepiane para detectar COVID-19 en la población (CABA) Como una forma controlar el brote del nuevo coronavirus SARS-CoV-2 que causó la pandemia por la enfermedad COVID-19, el gobierno nacional junto con las 24 jurisdicciones del país establecieron protocolos estrictos con aislamiento social preventivo y obligatorio y distanciamiento social preventivo y obligatorio, desde hace ya varios meses. “El 11 de marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud declaró al brote del nuevo coronavirus (COVID-19) como una pandemia y, a raíz de ello, nuestro país amplió la Emergencia Sanitaria y le brindó al Ministerio de Salud la facultad para tomar todas las medidas necesarias a fin de minimizar el contagio y fortalecer la capacidad de respuesta del sistema sanitario. En este marco, atendiendo a las recomendaciones de los organismos internacionales especializados y de los expertos locales, y a la luz de la experiencia de otros países, se determinó que la mejor forma que ..

Diez cosas que sabemos del COVID-19 a un año de su llegada a la Argentina

10 certezas sobre el COVID-19 a un año del primer caso en la Argentina (Shutterstock.com) (Igor/) El anuncio del primer caso confirmado por COVID-19 en la Argentina hace exactamente un año cambió para siempre el día a día y la vida de todos. Los conceptos de “virus SARS-CoV-2”, enfermedad por “el nuevo coronavirus” y “pandemia” empezaron a resonar fuerte en la sociedad y a generar temor ante lo desconocido. Hoy, 365 después, podemos decir que contamos con información clave: su posible origen, la forma en la que se transmite y cómo podemos minimizar el riesgo de exponerse al contagio. En esta nota, las diez principales certezas científicas desmenuzadas en tiempo récord gracias al incansable trabajo de investigadores de todo el mundo. 1- Orígenes y especificidades del SARS-CoV-2 Aunque aún no se conoce con certeza absoluta, se sabe que la transmisión a las personas llegó desde un animal, quizás directamente desde un murciélago o mediante la infección de una especie intermedia, como oc..