8.9 C
San Justo
martes, junio 15, 2021

Pfizer está trabajando en dosis de refuerzo de su vacuna para combatir nuevas variantes del virus

Albert Bourla, aseguró que la compañía está trabajando en un proceso para crear inyecciones de refuerzo para cualquier nueva variante del coronavirus
Albert Bourla, aseguró que la compañía está trabajando en un proceso para crear inyecciones de refuerzo para cualquier nueva variante del coronavirus (Zach Gibson/)

La aparición de las nuevas variantes del COVID-19 implicó repensar el escenario de las vacunas ya que aún no se sabe con certeza si estas serán o no efectivas. Incluso, obligo a que los laboratorios y farmacéuticas que estaban trabajando en las fórmulas candidatas tengan que volver a pensar en una estrategia para seguir combatiendo el coronavirus.

La vacuna de Pfizer demostró que las nuevas variantes del COVID-19 implicarían un nuevo rumbo pero no el fin ni la vuelta a foja cero. Su CEO, Albert Bourla, aseguró que la compañía está trabajando en un proceso para crear inyecciones de refuerzo para cualquier nueva variante del coronavirus, en el marco de la conferencia The Year Ahead de Bloomberg.

“Cada vez que surja una nueva variante, deberíamos poder probar si es efectiva o no. Una vez que descubramos algo que no es tan efectivo, muy, muy rápidamente seremos capaces de producir una dosis de refuerzo que será una pequeña variación de la vacuna actual”, aseguró Bourla.

Las personas podrían requerir una vacuna anual de coronavirus de una sola inyección que se desarrolla cada año para combatir cualquier cepa que se anticipa que circule
Las personas podrían requerir una vacuna anual de coronavirus de una sola inyección que se desarrolla cada año para combatir cualquier cepa que se anticipa que circule (DADO RUVIC/)

Sus declaraciones llegan una semana después de que la vacuna contra el COVID-19 desarrollada por Pfizer y BioNTech pareciera ser efectiva contra una variante más infecciosa del virus, que fue descubierta en el Reino Unido y se ha extendido por todo el mundo, según los resultados de más pruebas de laboratorio publicados.

En este sentido, de acuerdo a Bourla, las personas podrían requerir una vacuna anual de coronavirus de una sola inyección que se desarrolla cada año para combatir cualquier cepa que se anticipa que circule. “Pfizer está trabajando en versiones de próxima generación de su vacuna que tienen requisitos de almacenamiento más fáciles para ese fin”, aseguró.

Sin embargo, por el momento, la vacuna de Pfizer se probó con la cepa que se originó en el Reino Unido. Resta saber si será o no efectiva contra las nuevas variantes que surgieron y las que aún se esperan conocer. Al igual que con el resto de las candidatas como Moderna, Sputnik, Oxford-AstraZeneca, Sinopharm, entre otras.

variante sudáfrica
A un mes del primer hallazgo de una variante, hoy las nuevas variantes registradas son tres: la del Reino Unido (N501Y) , la de Brasil (E484K), la de Sudáfrica (501.V2) pero se esperan muchas más.

Lo mismo ocurrió con la vacuna de Moderna. Hace unos días, Stephane Bancel, director ejecutivo del laboratorio estadounidense explicó que: “Los funcionarios de salud tendrán que vigilar continuamente las nuevas variantes del virus, para que los científicos puedan producir vacunas para combatirlas”. Estas nuevas variantes del virus pueden derivar en un comportamiento más complejo del patógeno, como potenciar su contagio, ser más mortal o transformarse en más resistente ante vacunas o tratamientos contra la enfermedad COVID-19.

Lo cierto es que a un mes del primer hallazgo de una variante, hoy las nuevas variantes registradas son tres: la del Reino Unido (N501Y) , la de Brasil (E484K), la de Sudáfrica (501.V2) pero se esperan muchas más. De hecho, ya se está hablando de una nueva variante estadounidense, luego de que investigadores hayan detectado dos variantes del SARS-CoV-2 que podrían ser más contagiosas y que se comportan de manera similar a la británica, según conclusiones de un estudio preliminar publicado este miércoles, en las que se destaca que una de ellas es dominante en la capital de Ohio.

¿Funcionarán todas las vacunas contras las nuevas variantes? La mayoría de las vacunas contra el coronavirus apuntan a la proteína conocida como “de espiga” o “de pico” que el virus usa para adherirse a las células humanas. Las vacunas preparan al cuerpo para poder detectar la proteína de punta para que el sistema inmunológico pueda detectar el virus. Sin embargo, si la proteína de pico muta, el cuerpo podría no reconocer el virus y las vacunas pueden resultar ineficaces. El profesor Calum Semple, de la Universidad de Liverpool, explicó a The Telegraph que “algunas de las mutaciones están ocurriendo en la llave que el virus usa para desbloquear las células. Y esto lo vemos con la gripe cada año y por eso la vacuna contra la gripe tiene que cambiar año tras año”.

¿Qué se puede hacer para detener las nuevas variaciones? A falta de poder impedir la propagación de estas variantes, el objetivo es “retrasarlas” al máximo, según Bruno Coignard, director de enfermedades infecciosas de la agencia sanitaria francesa Santé Publique France.

Mientras que el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) recomienda a los países afectados tomar medidas similares a las del principio de la pandemia, como la limitación de viajes y los tests a personas provenientes de zonas de riesgo. Pide además controlar la incidencia de estas variantes, multiplicando la secuenciación de los virus.

En este sentido, hoy las medidas sanitarias como el distanciamiento social, el uso de las mascarillas, el constante lavado de manos permiten imaginar que el mundo hoy cuenta con más herramientas.

SEGUÍ LEYENDO

Cómo funciona la vacuna ARN Mensajero de Pfizer y BioNTech

Pfizer anunció que su vacuna es eficaz contra la variante británica del coronavirus

Últimas Noticias

Fatiga crónica: cómo el COVID-19 podría revelar los secretos de este síndrome

Un joven mira su móvil asomado a la ventana de su habitación durante el confinamiento. EFE/Domenech Castelló/Archivo (Domenech Castelló Domenech Castelló/) Los médicos lo han visto antes: después de una epidemia viral, los sobrevivientes se quejan de un letargo aplastante, confusión mental, dificultad para dormir y dolor muscular. Muchos son finalmente diagnosticados con encefalomielitis miálgica, también llamado síndrome de fatiga crónica (ME/CFS), una condición poco conocida que no tiene un tratamiento aprobado por la FDA y que a menudo deja a las personas debilitadas de por vida. Ha ocurrido después de brotes de SARS, MERS, fiebre del Nilo Occidental, infecciones virales de Epstein-Barr y Ébola. Y ahora, temen los expertos, podría volver a suceder a una escala mucho mayor con COVID-19. “Muchas personas que han tenido COVID-19 y se han recuperado de sus síntomas respiratorios ahora están experimentando problemas de salud que a menudo vemos en las primeras etapas de EM/ SFC”, dice Ma..

Cuáles serán los dos momentos bisagra para la pandemia en la Argentina, según un investigador del Conicet

Argentina supera los 20 millones de dosis de vacunas COVID-19. El plan empezó en diciembre de 2020, pero las aplicaciones de las dosis se demoraron por la escasez de vacunas y los retrasos de entregas desde el exterior / Ministerio de Salud de la Nación Argentina Desde el Ministerio de Salud de Argentina, se informó que este lunes 14 de junio se superarán los veinte millones de dosis recibidas desde el extranjero para dar protección contra la infección por el coronavirus. Ya hay 18.863.790 dosis distribuidas en el país. El plan de vacunación había empezado a fines de diciembre pasado, pero hubo demoras por la escasez de vacunas para hacer las aplicaciones. Recién se alcanzó a inmunizar con la primera dosis al 28,63 por ciento del total de la población argentina. Durante las últimas dos semanas, se aumentó el ritmo de la vacunación: se duplicó al pasar de un promedio diario de unas 150.000 aplicaciones a casi 300.000 dosis. Expertos en virología, inmunología e infectología consultados ..

Tuve COVID-19: ¿cuánto tengo que esperar para vacunarme?

Una persona que tuvo COVID se sabe que tiene al menos tres meses de inmunidad natural (Efe) (ROBERT GHEMENT/) A un año y medio de la pandemia, los interrogantes no dejan de aparecer. A las dudas iniciales le siguen otras propias del devenir de la situación sanitaria. En este punto, y ya con más de cuatro millones de casos confirmados de COVID-19 en la Argentina y una campaña de vacunación que avanza más lento de lo esperado por la poca disponibilidad de vacunas, el interrogante que surge es ¿cuánto tiempo debe esperar para vacunarse una persona tuvo coronavirus? Ante la consulta de Infobae, el médico infectólogo Roberto Debbag (MN 60253) explicó que “en diferentes partes del mundo los intervalos entre que se tiene COVID y se vacuna dependen del acceso a las vacunas”. Así, señaló que mientras en los EEUU a partir de los 14 días de superado el cuadro y teniendo el alta médica los pacientes pueden vacunarse, “en la Argentina la indicación es de tres meses y en algunos países europeos se..

Susana Giménez fue trasladada a terapia intermedia 

La animadora y actriz Susana Giménez, internada desde el jueves tras haber contraído coronavirus el fin de semana anterior, fue trasladada este mediodía a una sala de terapia intermedia del esteño Sanatorio Cantegril. Es una maniobra sanitaria que desde el entorno de la diva atribuyeron a "parte del tratamiento para estabilizar el oxígeno". "Ya dijimos que se estaba teniendo que compensar. Hasta ahora todo lo que se está haciendo está dentro del cuadro esperable de la enfermedad", especificó Dolores Mayol, secretaria personal de Giménez. Leer también: Internaron a Susana Giménez por Covid en Uruguay Más temprano y a modo de escueto parte médico sobre el estado de la conductora, se destacó que se encontraba “sin fiebre, de buen ánimo y molesta con la tos, pero aún no satura del todo bien, por eso sigue ayudada por oxígeno”. La conductora argentina de 77 años, que ya se aplicó las dos dosis de la vacuna Pfizer en el Campus de Maldonado, contrajo coronavirus en Uruguay; país donde res..

Te puede interesar

Fatiga crónica: cómo el COVID-19 podría revelar los secretos de este síndrome

Un joven mira su móvil asomado a la ventana de su habitación durante el confinamiento. EFE/Domenech Castelló/Archivo (Domenech Castelló Domenech Castelló/) Los médicos lo han visto antes: después de una epidemia viral, los sobrevivientes se quejan de un letargo aplastante, confusión mental, dificultad para dormir y dolor muscular. Muchos son finalmente diagnosticados con encefalomielitis miálgica, también llamado síndrome de fatiga crónica (ME/CFS), una condición poco conocida que no tiene un tratamiento aprobado por la FDA y que a menudo deja a las personas debilitadas de por vida. Ha ocurrido después de brotes de SARS, MERS, fiebre del Nilo Occidental, infecciones virales de Epstein-Barr y Ébola. Y ahora, temen los expertos, podría volver a suceder a una escala mucho mayor con COVID-19. “Muchas personas que han tenido COVID-19 y se han recuperado de sus síntomas respiratorios ahora están experimentando problemas de salud que a menudo vemos en las primeras etapas de EM/ SFC”, dice Ma..

Cuáles serán los dos momentos bisagra para la pandemia en la Argentina, según un investigador del Conicet

Argentina supera los 20 millones de dosis de vacunas COVID-19. El plan empezó en diciembre de 2020, pero las aplicaciones de las dosis se demoraron por la escasez de vacunas y los retrasos de entregas desde el exterior / Ministerio de Salud de la Nación Argentina Desde el Ministerio de Salud de Argentina, se informó que este lunes 14 de junio se superarán los veinte millones de dosis recibidas desde el extranjero para dar protección contra la infección por el coronavirus. Ya hay 18.863.790 dosis distribuidas en el país. El plan de vacunación había empezado a fines de diciembre pasado, pero hubo demoras por la escasez de vacunas para hacer las aplicaciones. Recién se alcanzó a inmunizar con la primera dosis al 28,63 por ciento del total de la población argentina. Durante las últimas dos semanas, se aumentó el ritmo de la vacunación: se duplicó al pasar de un promedio diario de unas 150.000 aplicaciones a casi 300.000 dosis. Expertos en virología, inmunología e infectología consultados ..

Tuve COVID-19: ¿cuánto tengo que esperar para vacunarme?

Una persona que tuvo COVID se sabe que tiene al menos tres meses de inmunidad natural (Efe) (ROBERT GHEMENT/) A un año y medio de la pandemia, los interrogantes no dejan de aparecer. A las dudas iniciales le siguen otras propias del devenir de la situación sanitaria. En este punto, y ya con más de cuatro millones de casos confirmados de COVID-19 en la Argentina y una campaña de vacunación que avanza más lento de lo esperado por la poca disponibilidad de vacunas, el interrogante que surge es ¿cuánto tiempo debe esperar para vacunarse una persona tuvo coronavirus? Ante la consulta de Infobae, el médico infectólogo Roberto Debbag (MN 60253) explicó que “en diferentes partes del mundo los intervalos entre que se tiene COVID y se vacuna dependen del acceso a las vacunas”. Así, señaló que mientras en los EEUU a partir de los 14 días de superado el cuadro y teniendo el alta médica los pacientes pueden vacunarse, “en la Argentina la indicación es de tres meses y en algunos países europeos se..

Susana Giménez fue trasladada a terapia intermedia 

La animadora y actriz Susana Giménez, internada desde el jueves tras haber contraído coronavirus el fin de semana anterior, fue trasladada este mediodía a una sala de terapia intermedia del esteño Sanatorio Cantegril. Es una maniobra sanitaria que desde el entorno de la diva atribuyeron a "parte del tratamiento para estabilizar el oxígeno". "Ya dijimos que se estaba teniendo que compensar. Hasta ahora todo lo que se está haciendo está dentro del cuadro esperable de la enfermedad", especificó Dolores Mayol, secretaria personal de Giménez. Leer también: Internaron a Susana Giménez por Covid en Uruguay Más temprano y a modo de escueto parte médico sobre el estado de la conductora, se destacó que se encontraba “sin fiebre, de buen ánimo y molesta con la tos, pero aún no satura del todo bien, por eso sigue ayudada por oxígeno”. La conductora argentina de 77 años, que ya se aplicó las dos dosis de la vacuna Pfizer en el Campus de Maldonado, contrajo coronavirus en Uruguay; país donde res..